Escritos Dogmáticos de San Basilio de Cesarea

En la tríada de escrito­res eclesiásticos de Capadocia del siglo IV, S. Basilio (329-379) no es, realmente, el teó­logo. Es más bien el hombre de la acción práctica y de la organización, mientras San Gregorio de Nisa es el príncipe del mundo del pensamiento y San Gregorio Nacianceno el maestro de la palabra. Incluso en los llamados Escritos dogmáticos, S. Basilio pone de manifiesto una personalidad orien­tada hacia finalidades prácticas, y no es­trictamente teóricas; por ello le definieron como un verdadero romano, bajo la capa de un griego.

De todos modos las vivas po­lémicas de su tiempo no podían menos que inducirle también a él, obispo de Cesarea desde 370, con autoridad metropolitana so­bre once provincias entre Capadocia y el Ponto, a enfrentarse con los problemas de la Trinidad, que el Sínodo de Nicea había dejado como herencia a la Cristiandad oriental del siglo IV. Escribió, pues, la obra Contra Eunomio (v.) en tres libros, refu­tando punto por punto el llamado Apolo­gético de Eunomio, siguiendo el ejemplo de lo que había hecho Orígenes en la refu­tación de Celso (v. Contra Celso). Su pri­mer libro se dirige contra las dos tesis eunomianas: que la esencia de Dios está constituida por el no ser engendrado, y que precisamente en el no ser engendrado de­bía señalarse la peculiaridad de la esencia divina. En el segundo libro, reivindicando las definiciones de Nicea, San Basilio de­fiende la «hombusía» del Verbo.

En el ter­cer libro San Basilio impugna las obje­ciones de Eunomio contra la divinidad del Espíritu Santo. Con esta y la otra obra dogmática paralela Del Espíritu Santo (v.), compuesta hacia 375, el gran metropolita­no de Capadocia, que tan profunda influen­cia ejerció sobre la organización y dis­ciplina eclesiástica de la Anatolia del siglo IV, defendió la divinidad del Espíritu Santo, del que proclama la unidad de na­turaleza con el Hijo y el Padre. La obra está dedicada a Anfiloquio, obispo de Iconio. De este modo San Basilio aporta una notable contribución a la definición del dogma trinitario en el siglo de las grandes luchas teológicas.

E. Buonaiuti