Los engaños, Niccoló Secchi

[Gli inganni]. Comedia en cinco actos represen­tada en 1549. Deriva en parte de la Asinaria (v.) de Plauto y en parte del tema, tradicional en la novelística, del parecido entre hermano y hermana.

Fortunato y Ginevra son los dos hermanos que, raptados por los corsarios, se han vuelto a encontrar después de muchas vicisitudes en Nápoles, sirviendo uno en casa de la cortesana Dorotea, la otra, disfrazada de hombre y con el nombre de Ruperto, sirviendo en casa de Massimo Caraccioli. Gostanzo, hijo de Massimo, está enamorado de Dorotea, mientras su hermana, Porzia, se ha enamo­rado del falso Ruperto y es a su vez ar­dientemente amada por Fortunato. Éste, con la ayuda de su hermana, le sustituye a ella y hace madre a su amada; afortunada­mente la llegada del padre de los dos hermanos y la consiguiente anagnórisis per­miten el matrimonio de Porzia con Fortu­nato, y el de Gostanzo, que abandona a la cortesana, con Ginevra.

Comedia brio­sa, rebosante de proverbios y sentencias (motivo que llegará a ser característico en la «Commedia dell’arte»)» animada por unas figuras ya típicas como el Médico y el Capitán, es una de las más vivas del tea­tro italiano del siglo XVI.

U. Dèttore