La Vacaria, Angelo Beolco

[La vaccaria). Comedia en cinco actos, escrita parte en dialecto paduano, parte en toscano, por el paduano Angelo Beolco, llamado el Ruzzante (1502- 1542). Pertenece al grupo de las comedias de tipo clásico, escritas después de 1530.

El título significa «comedia de las vacas», según el ejemplo de Plauto (v. Asinaria, Aulularia, Mostellaria). En efecto, La va- caria imita casi por completo en los primeros cuatro actos la Asinaria, mientras el quinto acto es más original. Flavio está enamorado de Florinetta, pero después de reunir todo su dinero, no alcanza los 50 escudos que le pide Celega, la mujer que guarda en su casa a la muchacha. Tampoco se los puede dar su buen padre Plácido, ya que éste está dominado por su terrible y avara esposa Rospina. Celega, codiciosa en extremo, está a punto de ceder Florinetta al rico Polidoro; de aquí la desesperación de Flavio. Pero sus criados Truffo y Vezzo traman una serie de engaños y consiguen hacerse con 300 libras de plata, fruto de la venta de unas vacas — de aquí el título de la obra —, suplantando hábilmente a su propietario.

Loron, criado del rico Polidoro, avisa a Rospina, que llega furibunda; mas, emocio­nada por la gentileza de Florinetta y el amor de los dos jóvenes, no solamente consiente en que sigan amándose, sino que pretende que Florinetta pase en seguida a su casa, perdonando a los dos criados. El final optimista, a diferencia del de Plauto, parece un retorno a la costumbre del teatro rural, donde todo termina con una carca­jada.

M. Sansone