Epigramas de Goethe

[Epigrammatisch]. Escritos en épocas diferentes, reunidos des­pués en el volumen Poesías (v.) y de exten­sión diversa, estos epigramas de Johan Wolfgang Goethe (1749-1832) no tienen si­quiera una métrica uniforme.

Cada uno po­see su carácter propio, una máxima de sabi­duría en tono jocoso, o bien una alusión a la vida de sociedad o a la vida literaria. Uno de los más conocidos es «Catequización», escrito en 1778, en el cual Goethe se propone satirizar el método socrático usado en las escuelas. Otro, titulado «Buena so­ciedad», es más punzante; al ser pregun­tado un sabio cuando regresó de una ve­lada de sociedad, acerca de sus impresio­nes, responde, refiriéndose a las personas que allí ha encontrado: «si fuesen libros no los leería».

Es sutil la ironía de «Nue­vos santos», de 1785 —para no mencionar sino los más conocidos — a propósito del entusiasmo de las damas de la aristocracia alemana, por la señorita Oliva, complicada con Cagliostro en la famosa cuestión del «collar» de María Antonieta. Entre los póstumos está el famoso «Schulpforta» en ho­nor de la célebre escuela que tuvo por discípulo a Klopstock durante seis años.

G. F. Ajroldi