El Celoso Avaro, Carlo Goldoni

[Il geloso avaro]. Comedia en tres actos de Carlo Goldoni (1707-1793), representada en 1753. De argu­mento complejo e inconexo, es una de las más ricas en motivos del teatro goldoniano, hasta asumir, a veces, tonos y matices que nos recuerdan a Shakespeare. El celoso ava­ro es Pantalón (v.), prestamista y mujeriego, enamorado de la virtuosa Eufemia, con la que consigue casarse, uniendo de esta ma­nera los celos a su avaricia. Estos dos defec­tos juntos acaban llevándole ante el «audi­tor»; y sólo la intervención de su suegro, el doctor Balanzoni (v.) logra evitar que sea encarcelado. Impresionado por esto y por la fidelidad de su mujer, Pantalón decide cam­biar de vida. Hay en Pantalón una fuerza lírica y una complejidad de afectos con­trastantes que, superando el Euclión (v.) de Plauto y el Harpagón (v.) de Moliére, le acercan al Zorro (v.) de Ben Jonson. A di­ferencia de sus predecesores, este avaro consigue de repente proyectar su vicio so­bre el fondo de lo absoluto y asustarse por el terrible contraste: reconoce que su oro no es nada frente a la sombra de la muerte y de la eternidad, pero, al mismo tiempo, no sabe separarse de él y, en el momento en que más lo adora, más lo odia, absurdo que parece hacerle precipitar en la locura. Por un momento el dramatismo implícito en los personajes goldonianos llega a ser en él explícito, y el mismo Goldoni se sien­te molesto por ello: siente como si el per­sonaje se le fuera de la mano, y no con­sigue formar artísticamente su tragedia. Por esto, la comedia no sobresale entre ellas, constituyendo en sí misma una inconfundi­ble excepción.

U. Déttore