Viandante, Panajotis Sutsos

Poema dra­mático, o más bien dicho drama lírico, del neogriego Panajotis Sutsos (1806-1868). Esta obra, publicada en 1831, se inspira también en La peregrinación de Childe-Harold (v.) de Byron, y es una especie de anto­logía poética de los lugares comunes del Romanticismo, en los cuales se expresa un pesimismo gélido y desesperado. A ese ca­rácter de breviario del pesimismo romántico se deben la extraordinaria difusión y la larga fortuna de la obra, de la cual se con­taron en el siglo pasado diecisiete ediciones.

En este drama, como en su modelo byroniano, está solamente la figura del protago­nista, representado bajo el aspecto de un hombre precozmente encanecido, solitario y errante sin tregua. No hay movimiento ni acción. Los cambios de lugar y los encuen­tros del viandante son únicamente ocasión de efusiones líricas. Entre los trozos más famo­sos recordamos el saludo a las islas del Egeo y el apostrofe al monte Athos. El au­tor, un fanariota que desempeñó varios cargos en la administración del Estado grie­go, había absorbido los venenos del roman­ticismo imperante en su juvenil estancia en París; donde también había saludado con las Odes d’un jeune grec (1828) la naciente libertad griega.

B. Lavagnini