Los Virreyes, F. De Roberto

Cuen­ta la historia de la noble familia siciliana de los Uzeda en un arco de tiempo que abarca desde los primeros desór­denes en la isla hasta las elecciones de 1882. Los Uzeda se encuentran divididos por encarnizadas disputas de in­tereses que enfrentan al príncipe Giacomo, férreo y co­dicioso, con su disoluto hermano, el conde Raimondo; al cínico y corrompido don Blasco con su sobrino Ludo- vico, también él monje sin vocación, y con su hermana, doña Ferdinanda.

Estas trifulcas tienen por marco los grandes acontecimientos de la Unidad Italiana; a las gres­cas de hermanos y parientes se añade la lucha que todos juntos sostienen para conservar los antiguos privilegios, y para mantener, en la relación entre explotadores y ex­plotados, el papel de dominadores (a pesar del hundi­miento de algunos solteros, como don Eugenio, que aca­ba en la miseria).

Así, don Blasco no tiene el menor es­crúpulo en aprovechar la supresión de los conventos para adquirir los bienes de las órdenes eclesiásticas; el viejo don Gaspare no duda en fingir simpatías liberales, con­siguiendo hacerse elegir diputado; Consalvo, el último de los Uzeda, se mezcla con mequetrefes y corruptores con tal de salir elegido a su vez. El hundimiento de los idea­les de la burguesía liberal se halla tipificado por la figura de Giulente, un joven patriota que, no obstante su ma­trimonio con una Uzeda, no consigue el esperado ascen­so social y resulta derrotado en las elecciones políticas.