Las Vacaciones de un Joven Sensato, Henri de Régnier

[Les vacances d’un jeune homme sage]. Novela de Henri de Régnier (1864- 1936), publicada en 1903. Un joven de die­ciséis años, Georges Dolonne, no consigue aprobar el examen de bachiller, principal­mente por timidez.

Cansado de estudiar no se preocupa por su situación, e incluso sien­te que algo nuevo le espera en su vida. El encuentro con unos amigos, y especialmente con una jovencita, Niní, amante de uno de ellos, Fernand, le enciende en la sangre insospechados deseos de placer. Sus padres lo alejan de París y le obligan a ir a un pueblo, Rivray, en casa de un tío suyo, el señor de la Boulerie, maniático buscador de genealogías de la región, y por este mo­tivo mal visto por algunos propietarios. El joven Georges, en el aburrimiento de seme­jante ambiente, se dedica al dibujo y a menudo va al estudio de una anciana pin­tora; pero pronto se lo impiden porque su presencia altera la clase de las discípulas.

Llega a casa del tío una parienta, Marguerite d’Esclaragues, viuda amable y bonita. Se sospecha de ella que tenga al­gunas relaciones en los alrededores. Geor­ges queda trastornado por el encuentro. Va luego a una ciudad vecina para seguir estu­diando bajo la guía de un profesor y se da cuenta de que Niní, después de haber abandonado a Fernand, es actualmente la amante del mismo profesor. Mientras el pensamiento de la mujer y el amor le ator­mentan como nunca, unos amigos advierten a su tío de que se está extraviando con Niní. En su casa es interrogado cautamente, entre sonrisas complacientes y refinadas, por la joven viuda, que se da cuenta de que nada malo ha pasado; atraída por su fresca ado­lescencia le da el primer beso de mujer. El joven comprende entonces que su existen­cia se abre al soplo de una nueva vida. La novela, escrita con ligereza de toques y llena de imágenes brillantes, sufre la in­fluencia de los grandes modelos románticos.

C. Cordié