La Piel de Zapa, Honoré de Balzac

[Peau de chagrín]. Novela de Honoré de Balzac (1799-1850), publicada en 1831, incluida después en la Comedia Humana (v.), «Estudios filosóficos».

El joven marqués Rafael de Valentín, huér­fano y pobre, medita una gran obra, una «Teoría de la voluntad», en la que se re­flejen (como en la propia acción de la novela) las confusas creencias de Balzac sobre el mesmerismo y el ocultismo. Pero, descorazonado, se halla a punto de renun­ciar a la vida cuando un anticuario, que tiene aspecto de mago, le regala una piel de zapa que tiene la virtud de satisfacer todos los deseos de su poseedor. La piel, sin embargo, a cada demanda se encoge, abre­viando así la vida de la que es símbolo. Rafael se hace inmensamente rico, y muere después de un año de tumultuosas aventuras.

Balzac dispuso su fábula de manera que se aclare la oposición entre la voluntad humana y el destino; no todo está goberna­do por un poder oculto y extraño a nuestra voluntad: cuando, por ejemplo, Rafael de­sea el amor de Paulina, la piel no se encoge, porque aquel amor había sido adquirido y alcanzado por él. Pero por debajo de los acontecimientos más impensados y de las ilusiones del juicio humano, existe una fuerza misteriosa que teje su vasta trama, de la que nos cela el dibujo final. Junto con Luis Lambert (v.) y La busca de lo ab­soluto (v.), la novela es el mejor de los «Estudios filosóficos», con los que Balzac parece que trató de evadirse de su realismo para afrontar los más elevados problemas de la vida. F. Neri

Toma aquí y allá algunos trozos de la realidad para hacer de ellos objetos de -fas­cinación, y penetrar gracias a ellos en un sueño de lo desenfrenado y lo inmenso, a través de lo cual se mueve, entre admirado y aterrorizado, casi como en una visión apocalíptica. (B. Croce)