La Ermita, la Fuente y el Río, Eduardo Marquina

Drama en tres actos y en verso del dra­maturgo español. Fue estrenado en el teatro Fontalba de Madrid la noche del 10 de febrero de 1927. La acción se inicia en la ermita, en la mañana de un día alegre de romería. Deseada ha llegado ya a los treinta años y todavía no conoce el amor. No se ha casado porque no quiere dar un padrastro a su hermana Lucía, a quien ama como a una hija. Lucía y Manuel se quieren.

El joven pretende besar a Lucía que huye, y entonces besa a Deseada (I). A partir de este momento Manuel se muestra indi­ferente con Lucía. Junto a la fuente Ma­nuel riñe con. Lorenzo, personaje de escaso relieve en la obra, por haberle reprochado su conducta (II). Manuel y Lucía se re­concilian. Deseada oye de labios del joven la confesión de su amor por Lucía; la riña — declara él — fue cuestión de orgullo. Deseada no representa nada para él. Ésta, presa del dolor y el desengaño, se arroja al río y muere (III). Este drama, de escasa calidad artística, goza sin embargo de gran popularidad.