La Busca de lo Absoluto, Honoré de Balzac

|La recherche de l’Absolu]. Novela de Honoré de Balzac (1799-1850), publicada en 1834, que, junto con La piel de zapa (v.) y Luis Lambert (v.), representa lo mejor de sus «Estu­dios filosóficos», esto es, de las obras que constituyen una sección de la Comedia Hu­mana (v.) y en las cuales intentó abrazar los grandes problemas de la vida, llevando a la razón humana hasta los umbrales del mis­terio y de la locura. Balthazar Claés, noble flamenco, fascinado por la hipótesis de la unidad de la materia, se entrega entera­mente a los estudios químicos, que se po­drían llamar alquimistas. En su fanatismo y con sus investigaciones, se arruiné y arruina a su familia; su esposa muere de dolor, la hija mayor encuentra un empleo para él y levanta de nuevo, con tenacidad heroica, la suerte de la casa, pero Balthazar permanece hasta el fin absorto en su idea implacable y se encierra fatalmente en su fracaso. El pesimismo, que en la obra ma­dura de Balzac se delinea cada vez más netamente, se revela, ya, en estos «estudios filosóficos», en la base de su pensamiento y de su espíritu. En el fondo, los problemas de Balthazar Claés, de Louis Lambert y de Rafael de Valentín (v. La piel de zapa), son los del propio Balzac joven, que logra­rá más tarde verlos, en la vida, bajo di­versos aspectos concretos, pero de los que nunca verá la solución consoladora.

F. Neri

Al ver los montones de oro de que Balzac dispone en sus novelas, se siente uno tenta­do de llamarle como llamaban los venecia­nos a Marco Polo a su vuelta de la China: señor Millón (Sainte-Beuve)