Eróticas o Amatorias, Esteban Manuel de Villegas

Recopilación de poesías publicada en dos partes en Madrid en 1617-18. La primera contiene las poesías originales, la mayoría anacreón­ticas en heptasílabos ágiles y armoniosos, sobre temas acostumbrados de la pastoral clásica: auras acariciantes, aires ligeros, ruiseñores, tórtolas, riachuelos que corren «con pie de plata por arenas de oro», aman­tes que se besan bajo la vigilancia de Cu­pido armado de aljaba, con la consabida serie de Celias, Lesbias y Filis acogedoras o retraídas, y el vino, Baco y Venus que asoman en cada estrofa. A menudo el poeta repite con cierta gracia el motivo clásico, como en la oda «Yo vi sobre un tomillo / quejarse un pajarillo» que todavía es obra obligada en las antologías escolares espa­ñolas. En el endecasílabo, el dominio del poeta es menos seguro y al enfrentarse con temas históricos se pierde en el preciosis­mo culterano, como en la oda a Felipe III.

Este defecto es evidente sobre todo en la segunda parte, que contiene, además de so­netos originales, traducciones e imitacio­nes de Horacio, Propercio, Tibulo, Ausonio y Marcial. El autor llama a estas compo­siciones «las Latinas» e intenta en ellas insertar la métrica cuantitativa en la poe­sía castellana. Son notables algunas odas del lib. I de Horacio: «A Lidia cortesana», «A Varrio», «A la Fortuna». Pero sólo en la sáfica alcanza cierta altura rítmica y es famosa la del céfiro: «Dulce vecino de la verde selva». Humanista de sólida cultura, en Villegas la elegancia de la forma no corresponde a una adecuada alma poética y el sentimiento tiende en él a resolverse en un inventario de temas líricos que revi­ve acentuando la musicalidad con un im­personal culto a lo clásico convertido en fórmula.

C. Capasso