En Familia, Héctor Malot

[En famille]. Novela del escritor francés publicada en 1893. En familia es el gemelo de Sin familia (v.) del mismo autor.

En lugar de un niño, la protagonista es aquí una niña, la pequeña Petra, que, huérfana de padre y con su madre muy enferma, re­corre Francia en un carromato ambulante. La encontramos a las puertas de París, don­de entra privada de recursos y donde, para curar a su madre, se ve obligada a vender lo poco que le queda. La madre muere, y la pequeña se pone en camino hacia el nor­te de Francia para reunirse con su familia paterna que debería ocuparse de ella. Sabe que su padre estaba distanciado de su fa­milia que no aprobó nunca su matrimonio, y siguiendo las instrucciones de la madre, está decidida a no hacerse reconocer pron­to por su abuelo, que es un rico industrial.

Llega así al pueblo de Maraucourt, cuyos habitantes están todos o casi todos ocupa­dos en la fábrica del señor Paindavoine. Petra consigue encontrar trabajo y ganarse miserablemente la vida. Muy pronto sus cualidades hacen que sea conocida en la fábrica y, por una serie de circunstancias, es presentada al propietario mismo, el viejo y ciego señor Paindavoine, que la hace su confidente y secretaria; la muchacha entra así poco a poco en su intimidad, y como es la encargada de su correspondencia priva­da, sabe que su mayor deseo es encontrar al hijo lejano que, caído en desgracia, no sabe si está muerto o vivo. El industrial, entre tanto, está rodeado por dos nietos codiciosos, envidiosos uno de otro, y sin otra preocupación que la de heredar sus riquezas; en vano trata Petra de reconci­liar al señor Paindavoine con la aborrecida nuera y la desconocida nieta, a las que él ha jurado un odio implacable.

Cuando lle­gan noticias seguras de la muerte de su hijo, sólo Petra logra aliviar el espíritu del viejo, induciéndole a ocuparse de la vida miserable que llevan sus siete mil operarios, privados de toda asistencia so­cial. Surgen así casas para obreros, nidos de infancia y providencias de todo género, por cuya razón todos bendicen el nombre del protector y el de su inspiradora. Por fin Paindavoine sabe que la pequeña hada que ha transformado su vida, no es otra que la nietecita que siempre había rehusado conocer. El libro, escrito para la juventud con fines morales y educativos, afronta tam­bién el problema social de la asistencia obrera, en aquel tiempo muy olvidado, y que fue estudiado por Malot con amor y competencia.

L. Giacometti