El Poema de la Adolescencia, Enrico Thovez

[Il poema dell’adolescenza]. Primer libro de versos de Enrico Thovez (1869-1925), aparecido en 1901. El poema se compone de una especie de prólogo o introducción y de cuatro partes distintas: «Sombras de muer­te», «Sombras de ensueños», «Vértigos», y «Anhelos» [«Ombre di morte», «Ombre di sogni», «Vertigini», «Aneliti»], que tradu­cen, respectivamente (puesto que el poema, según dice el autor, representa la fase de cuatro años sucesivos), los anhelos, los sue­ños de la juventud; un primer amor des­graciado; la añoranza de lo que hubiera po­dido ser y no ha sido.

En las dos primeras partes, ricas en elementos descriptivos, en­contramos delicadísimas pinturas de paisa­jes primaverales y otoñales de la colina turinesa; el ambiente está descrito con un colorido sugestivo, que sólo un pintor en potencia podía captar (y Thovez fue lla­mado justamente el poeta-pintor). En la segunda, en cambio, domina el elemento lírico y pasional, determinando la nueva entonación realista que sólo se desarrollará, empero, en los Poemas de Amor y de Muerte (v.). En la última encontramos, en fin, la completa y perfecta forma de su poesía juvenil, y muchas de estas poesías funden armoniosa y originalmente el ele­mento pictoricodescriptivo con el liricosentimental. Están compuestas, como todo el poema, en hexámetros dactílicos: innova­ción métrica del autor que, aunque con ciertas monotonías, libera al poeta de la es­trechez de las formas cerradas y de la rima, para encaminarlo a la reforma mé­trica de los Poemas de Amor y de Muerte.

La entonación subjetiva y romántica, la busca de sugestiones de naturaleza y am­biente, la aspiración a una sublimidad de sentimiento que transforme el amor hu­mano en pura fuerza sentimental, hacen del poema la expresión de una poesía aristocrá­tica y consciente, que coloca a Thovez en­tre los exponentes más delicados y persona­les del arte italiano de los últimos años del siglo XIX.

V. Lupo