El Criado Bartolo y su Derecho, Ivan Cankar

[Hlapec Jemej in njegova pravica]. Es una narración que, publicada en 1907, ocupa un lugar particular en los veinte volúmenes de la obra del escritor esloveno Ivan Cankar (1876-1918). El criado Bartolo en trein­ta años de trabajo ha hecho rico a su amo antes de que naciese el joven Sitar, quien después de la muerte de su padre arroja de su casa al fiel servidor, que no se ave­nía a recibir la limosna de un pedazo de pan, allí donde sus fatigas habían crea­do la prosperidad. Bartolo pide justicia y no compasión, y no pudiendo encontrarla en el pueblo, se dirige a Lubiana y luego a Viena, con la ilusión de que el emperador impedirá el abuso. Todo en vano: el pobre viejo, escarnecido incluso por los jueces, es encarcelado y luego repatriado. Habiéndose dado, a la bebida por desespe­ración, Bartolo incendia la casa de Sitar, y los campesinos, enfurecidos, le arrojan a la hoguera.

La narración refleja el primer momento en el arte de Cankar, aquel en que la irrisión de la justicia humana y de la corrupción de la sociedad domina en su obra, respondiendo a problemas propios de la época. El criado Bartolo se coloca así al lado de tantos desheredados que, casi en toda la literatura europea, ponen en evi­dencia los pecados de un liberalismo ya corrompido. Más tarde Cankar abandonará esta actitud crítica y negativa para lanzarse hacia un ideal de bondad y amor en el cual, después de la experiencia de la guerra mun­dial, verá la única posibilidad de pacifica­ción. [Trad. italiana de I. Regent y G. Sussek (Trieste, 1927) y otra de G. Lorenzoni con el título II servo Bartolo e i suoi diritto (Gorizia, 1925)].

U. Urbani