César o nada, Pío Baroja

César Moneada, abogado, «hombre de acción», sobrino de un cardenal, pasa de las intrigas cortesanas de la Roma ecle­siástica, que ocupan la primera parte de la obra, a las in­trigas de Castro Duro, pueblo zamorano al que llega con inquietudes regeneracionistas. Allí tropezará con la elite local, que utilizando el caciquismo, la Iglesia y la incul­tura, defiende lo que considera valores eternos.

César se opondrá a todo ello utilizando un caciquismo anticleri­cal. Un atentado le apartará de la política activa. A par­tir de ese momento Castro Duro volverá a ser lo que siem­pre fue, salvo que ahora adopta algunos rasgos progre­sistas meramente testimoniales.