Boa Constrictor, Ivan Franke

Narración social de Ivan Franke, escritor y poeta ucraniano (1856-1916), escrita en 1884, dedicada a la descripción de la vida en el distrito petro­lífero ucraniano de Borislav. Encontramos al rico usurero Hermann Golderemer que en su inextinguible sed de dinero, se com­place en compararse con la serpiente, en imagen que siempre conserva. Por un mo­mento se da cuenta de su bajeza, cuando su propio hijo Gotlieb, para hacerse con algún dinero, se lanza sobre él y por poco lo estrangula y cuando en el cadáver de un hombre, sacado de una fosa, reconoce al obrero Ivan Pivtorak, al cual arruinó, y que había desaparecido dos años antes, dejando a su joven mujer con un niño. En estos mo­mentos, en su imaginación, la riqueza toma la figura de una serpiente que le envuelve a él mismo en sus anillos, y entonces, el viejo usurero, aterrorizado, corre bajo la ventana de la viuda de Pivtorak y arroja dentro a manos llenas, monedas de plata. Pero el arrepentimiento dura poco; al día siguiente vuelve a su antigua vida. A otras gestas de Hermann Golderemer, dedica Ivan Franke su narración Borislav ríe. No es preciso buscar en la tremenda lucha social que se desenvuelve a través del realismo de Franke, ningún reflejo literario de occidentalismo. El ambiente es típicamente ucra­niano, ucranianos son los personajes, vio­lentos y discontinuos en las pasiones, y aun la lucha social tiene un carácter propio por sus relaciones elementales y directas con los sentimientos y los impulsos del individuo.

E. Onatsky