Bins el Apasionado, Joseph Viktor Widmann

[Bins der Schwarmer]. Idilio en verso del poeta Joseph Viktor Widmann (1842-1911), publi­cado en 1896. Austríaco de origen y suizo por gustos y educación, ligado a Spitteler por una constante amistad que duró toda la vida, Widmann formó su espíritu en la at­mósfera creada por el gran arte de Keller y de Meyer, oscilando mucho tiempo entre las dos tendencias opuestas, hasta que halló su nota personal en una discreta «humanias» y en una poesía de tono burgués, realista-idealista, de no grandes vuelos, pero le innegable gracia e intimidad. Bins der Schwarmer y otra composición análoga — Y es para los hombres un deleite [Und den Menschen ein Wohlgef alien, 1876], una evo­cación poético-humorista de la idílica vida parroquial—, fueron los signos evidentes de que había encontrado su camino, aunque pueden aparecer más como reposo y como vagar del espíritu, que como trabajos de profundo empeño. La inspiración dé Bins no es más que la sonrisa conmovida ante la «divina juventud». Bins es el joven feliz de vivir, feliz de amar: ama a la hija, pero también ama a la madre; ama a la madre pero ama también a la hija; en realidad, ¿qué hay en ello de extraordinario? Así va el mundo: también estas cosas pueden ocurrir sobre la tierra. El poeta mueve la cabeza y sonríe: « ¡Divina juventud!».

G. Gabetti