Atsumori, Kwanze Seami Motokiyo

Drama clásico («no») japo­nés, escrito por Kwanze Seami Motokiyo (1375-1455). El argumento está sacado de un famoso episodio de la lucha entre las dos familias Taira y Minamoto, que tuvo lugar en la batalla de Ichi-no-Tano (1184), en la cual los Taira fueron aniquilados por sus enemigos. Taira-no-Atsumori (1169- 1184), después de la matanza de los suyos, encontrándose separado de los supervivien­tes fugitivos, se dispone a reunirse con ellos, cuando Kumagaya Naozane (muerto en 1208) le desafía. Atsumori acepta, pero, combatiendo, cae del caballo, por lo cual Naozane puede vencerle y le corta la ca­beza. La leyenda dice que Noazare, víctima de amargo dolor y remordimiento por ha­ber matado a un muchacho (Atsumori sólo tenía quince años), renunció al mundo y se hizo bonzo para rezar por él. Este episodio ha dado tema varias veces al teatro y la no­vela. En Atsumori, derivado del Gempei Seisuiki (v.), Naozane, ahora religioso bu­dista, pasa un día por el lugar donde se desarrolló la batalla y se detiene a departir con los segadores, hasta que queda uno solo que se revela como el espíritu de Atsumo­ri y luego desaparece. Por la noche, mien­tras Naozane en su celda está leyendo los textos sagrados, el espíritu de Atsumori se le aparece de nuevo y le habla del fin de los Taira, dándole las gracias por haber salvado su alma con la plegaria y la lec­tura de los textos sagrados. Del episodio el autor del drama ha sabido extraer incontes­tablemente acentos originales verdadera­mente trágicos. La confesión de los fatales errores de los Taira, el relato de su fuga, de sus sufrimientos y desgracias, conducido con mano hábil y segura, difunden sobre todo el drama un velo de dulce tristeza y de resignación ante el destino, que todavía hoy actúan sobre el auditorio con fascina­ción irresistible. Trad. francesa de Noel Peri (en Cinq No, París, 1921).

S. Nogami