Atis y Camil, Philip Gustaf Creutz

[Atis och Camilla]. Poema pastoril del escritor sueco Philip Gustaf Creutz (1731-1785), publicado en el año 1760. Es el mayor poema pastoril de la literatura sueca. Los protagonistas «naci­dos en Arcadia, lejos de las soberbias ciu­dades, tienen el corazón puro como las fuentes en que apagan su sed»: Atis es cazador y Camila sacerdotisa de Diana. Una noche ella sueña que un niño con alas de mariposa se le ha posado cerca del corazón y comprende que en su vida está a punto de suceder algo grande y decisivo. A la mañana siguiente ve a Atis que, al frente de un grupo de cazadores, va al templo para ofrecer mi sacrificio a la diosa. Él es el más hermoso y el más fuerte, y lleva un león atraillado; cuando apercibe a Camila cree ver a la diosa Diana en persona. En seguida los dos jóvenes se enamoran. Un día, mientras Camila duerme en el bosque y sueña en Atis, un ciervo herido de muerte por él se refugia junto a la mucha­cha que, compadecida, se indigna contra Atis y, cuando éste se aproxima, le despi­de y le ordena que no vuelva nunca a su presencia.

Atis, perdida toda esperanza de felicidad, quiere morir y se precipita desde una roca pero Amor, compadecido, le salva, hace renacer en su corazón la esperanza y conduce a los enamorados a un nuevo encuentro, en el cual Camila, menos des­deñosa, cambia con Atis los dulces jura­mentos del amor. Mientras los jóvenes es­tán juntos, una serpiente pica a la mucha­cha que muere. Atis, desesperado succiona el veneno de la herida para que, si la vida les separa, la muerte al menos les una. Diana, conmovida, les devuelve a ambos la vida y antes de desaparecer en una nube, les conduce a un bosquecillo de mirtos, donde el mismo Amor preside sus bodas y los une para siempre. La época inmediata­mente sucesiva, la «gustaviana», señaló este breve poema de gusto rococó como el ori­gen de la poesía sueca que había de desarrollarse a partir de ella.

A. Ahufelt