Arte Poética de Menzini

Escrita en tercetos y dedicada al cardenal Decio Azzolino, está dividida en cinco libros y fue publicada en 1690. En el primero, que pue­de considerarse una introducción, Benedetto Menzini (1646-1704) examina las dificulta­des que se presentan a quien se dispone a escribir poesía, y considera elemento indis­pensable el estudio de los clásicos latinos e italianos. En el segundo, tras haberse refe­rido al poema heroico, cuyo principal mé­rito considera que es la coherencia, y haber reconocido a Ariosto y a Tasso como maes­tros en este género literario, pasa a exami­nar la tragedia y la comedia, lamentando que en esta última sus contemporáneos se hayan alejado de los ejemplos clásicos, des­cuidando el verso. En el tercer libro habla de la dificultad de la poesía satírica, refiriéndose especialmente al «ditirambo» que debe estar sostenido por mucho ingenio; de las elegías y églogas que tuvieron como poe­tas insuperables a Virgilio y Sannazaro. En el cuarto desea que la poesía sacra encuen­tre por fin un poeta digno que no mezcle los mitos cristianos con las antiguas fábu­las paganas; reconoce el mérito de la can­ción de la escuela toscana; reprocha a sus contemporáneos el abuso del tratado filosó­fico en las composiciones poéticas y exalta el «soneto», cuya brevedad permite al lec­tor un juicio rápido. En el quinto compen­dia su doctrina estética, que no se aleja de la acostumbrada posición clasicista, afir­mando que lo sublime es más a menudo don de la naturaleza que del arte, pero ad­virtiendo, sin embargo, que incluso con el arte puede algunas veces conseguirse.

T. Momigliano