De la Literatura de la Europa Meridional, Jean-Charles-Léonard Simonde de Sismondi

[De la littérature du midi de L’Europe]. Obra crítica del escritor suizo Jean-Charles-Léonard Simonde de Sismondi (1773-1842) publicada en 1813. Inspirándose en los grandes ejemplos de la historiografía literaria de los románticos, y particular­mente en A. W. Schlegel (y para la litera­tura italiana en Guinguené), el autor traza a grandes rasgos la historia de la litera­tura de los pueblos meridionales de Europa.

Si la parte correspondiente a la literatura árabe, provenzal y catalana, muestra, en su investigación, el esfuerzo por tratar una ma­teria no siempre familiar, la parte relativa a España, Italia y Portugal indica verdade­ramente la pasión del crítico y, en la me­dida en que la naturaleza nórdica de Sismondi se lo permite, del lector de poesía. La vida pública y privada de las naciones, las costumbres, los varios pensamientos, el clima histórico y político: todo ello se re­vive reducido al factor literario, fuera de todo academicismo cultural y toda erudi­ción considerada como un fin en sí misma. En vastos cuadros se presenta la reconstruc­ción de la vida ética de una nación, desde sus primeras manifestaciones hasta la época contemporánea; los mismos errores de inter­pretación, inspirados más bien en actitudes sociológicas y políticas (como por ejemplo la condena de Calderón en cuanto refleja el mundo español de la Inquisición), debían resultar fecundos en la lucha del liberalismo y situar a su autor entre los más leídos y discutidos del «Risorgimento» italiano, in­cluso en parciales traducciones relativas a la civilización literaria de Italia.

El mismo cosmopolitismo de matiz romántico (inspi­rado en un profundo sentido de respeto moral, de origen religioso y en ciertos as­pectos de la ilustración) indica muy bien el valor polémico de la obra, su toma de posi­ción frente a los problemas del momento, y sus reflexiones en torno el porvenir en la rica documentación de la historia de los pueblos, que, entre tiranías y revoluciones, aspiran a la verdadera libertad del espíritu.

C. Cordié