Richart de Berbezilh

Trovador provenzal de la segunda mitad del siglo XII. Casi nada conocemos acerca de su vida. Ori­ginario de Saintonge, fue un caballero sin fortuna que vivió largo tiempo en las cor­tes de la Francia septentrional, singularmente en la de Champagne. Noticias más abundantes, pero francamente novelescas, nos proporciona, en cambio, la antigua bio­grafía provenzal. Según ella, Richart de Berbezilh, ena­morado de una gran dama de la cual nada obtenía sino cierta benevolencia, alejóse de ella ante la atracción de otra señora que le prometía su amor; ésta, sin embargo, re­chazóle bajo la acusación de inconstancia, y el trovador volvió entonces a su primera amada, que nada quiso saber de él.

Deses­perado, el amante se retiró a la soledad. Al final, no obstante, la intervención de cien damas y cien caballeros, movidos por la compasión, le obtuvo el perdón de su antiguo amor. El relato en cuestión es una pequeña leyenda que alcanzó un amplio éxito durante la Edad Media, y fue atri­buida asimismo a otros poetas. De este autor han llegado hasta nosotros en los cancio­neros diez Poesías (v.), no todas de atri­bución segura.

C. Cremonesi