Justinus Kerner

Nació en Ludwigsburg (Württemberg) el 18 de septiembre de 1786y murió en Weinsberg el 21 de febrero de 1862. Todavía muy joven perdió a su padre, y a causa de ello vio interrumpida su forma­ción, que había iniciado en la escuela del cé­lebre monasterio de Maulbronn. Descontento de las diversas ocupaciones a que hubo de dedicarse (carpintero, pastelero y, finalmen­te, dependiente de un comerciante para el cual confeccionaba sacos de tela), acudió a su ex maestro, el poeta Conz, y gracias a él se puso en condiciones de matricularse, en 1804, en la facultad de Medicina de la Universidad de Tubinga. Durante su perma­nencia en este centro docente trabó cordial amistad con el poeta Uhland.

Una vez gra­duado ejerció la profesión de médico muni­cipal en varios pueblos del sur de Alema­nia; finalmente, se estableció en Weinsberg (Suabia) en 1819, donde su casa convirtióse en punto de reunión de amigos y admirado­res, atraídos por la generosidad y la cre­ciente fama literaria de Kerner, y, también, de los espíritus que éste decía ver y con quie­nes hablaba, llamándolos por sus nombres. Características de nuestro autor fueron su interés por los aspectos menos conocidos y más curiosos del alma humana, su afición al magnetismo y a los fenómenos del sonambu­lismo, su misticismo y cierta exaltación re­ligiosa. Tales tendencias maduraron en él ya desde la juventud, en el curso de una larga dolencia que fue curada con nuevos métodos. En 1825 llevó a su casa a una mu­jer, Friederike Hauffe de Prevorst, sujeta a estados de sonambulismo; los resultados de las observaciones realizadas en ella se encuentran expuestos en el libro La vidente de Prevorst (1829, v.), que alcanzó un gran éxito en toda Europa y fue seguido por algunos otros textos del mismo género.

Sin embargo, la fama de Kerner se basa sobre todo en las obras literarias, en las que la melan­colía y la inclinación a lo sobrenatural aparecen combinadas con la inspiración ca­ricaturesca y un humor singular: Siluetas de viaje [Reiseschatten von dem Schattenspieler Luchs, 1811], Libro ilustrado de mi adolescencia (1849, v.) y las cinco coleccio­nes de Poesías (v.).

C. Gundolf