Gustave Lanson

Nació en 1857 en Orleans y murió en París el 15 de diciembre de 1934. Luego de los primeros estudios en el liceo de su ciudad natal y en el «Charlemagne» de la capital francesa, fue alumno de la «École Nórmale», e inmediatamente des­pués enseñó Retórica en Toulouse y luego en París. Durante un breve período fue profesor de francés de Nicolás II, todavía «zarevich». «Doctor-es-letras» en 1888, ejerció la profesión docente en los liceos Michelle, Charlemagne y Louis-le-Grand, y más tarde actuó como «maître de conférences» en la «École Nórmale» y en la Sor- bona. Tras la muerte de Brunetiére, en 1903, sucedióle en la cátedra de Literatura fran­cesa de este último centro, y de 1919 a 1927 fue director de la «École Nórmale Supérieure». La novedad y la precisión de sus investigaciones sobre historia literaria y las síntesis de autores y períodos de la Literatura francesa, en particular del si­glo XVII, hicieron escuela.

Su notoriedad se halla vinculada singularmente a las obras Nivelle de la Chaussée (1888), Bossuet (1890), Boileau (1892), Historia de la literatura francesa (1894, v.), Hommes et livres, Études morales et littéraires (1895), Corneille (1896) y Manuel bibliographique de la littérature française moderne (1913, reimpreso con adiciones en 1921). Recibió sus dotes de rigor y seriedad de los maes­tros del positivismo, de quienes, en cambio, modera en ciertas ocasiones la sistematiza­ción excesiva. Son también notables sus ediciones críticas de las Lettres philosophi­ques de Voltaire (1908) y de las Médita­tions de Lamartine (1915). Dejada la ense­ñanza, fue nombrado vicepresidente de la «Société d’Histoire Littéraire de la France» y presidente de la «Société des Textes Français Modernes».