Christian Sinding

Nació en Kongsberg el 11 de enero de 1856 y murió el 3 de diciembre de 1941 en Oslo. Realizados largos estudios en esta última ciudad y en Leipzig, Berlín, Dresde y Munich, se dedicó a la enseñanza y a la composición en su país, excepto en el breve período (1920-21) pasado en los Estados Unidos. Escribió dos obras teatra­les, La montaña sagrada, representada en Dessau en 1914, y Titandros, texto que no llegó nunca a la escena. Poseedor de un talento musical natural, fecundo y activo, dejó una considerable cantidad de compo­siciones, elaboradas de acuerdo con un es­tilo lleno de un melancólico romanticismo con languideces elegiacas y enfáticas sono­ridades.

Sin embargo, las obras de Sinding perte­necientes a este campo — Sinfonías (v.), Sonatas, Conciertos, Tríos, Cuartetos, Suites y Lieder — se han visto relegadas al olvido más completo; sólo ha quedado como re­cuerdo Murmullo de primavera (v.), breve pieza de la colección op. 32 para piano, muy apreciada por generaciones enteras de di­letantes. C. Marineixi