Alois Riehl

Nació el 27 de abril de 1844 en Bolzano y murió el 21 de noviembre de 1924 en Berlín. Enseñó en las Universidades de Graz, Friburgo (1881), Kiel (1896), Halle (1898) y Berlín (1905), y revelóse muy pron­to como uno de los más sólidos defensores de la filosofía neokantiana en Alemania. Fiel a los cánones del criticismo empírico, sometió a un proceso de revisión los prin­cipios de la investigación científica, e in­tentó establecer una base trascendental de las ciencias; su nota característica es la tendencia al equilibrio en el plano de un vigoroso realismo, orientación que preside todas sus obras.

Al estudio en tres tomos El criticismo filosófico (1876-77. v.) siguie­ron Contribuciones a la lógica [Beiträge zur Logik 18921 y Lógica y teoría del cono­cimiento [Logik und Erkenntnisstheorie, 1907], así como textos monográficos acerca de Bruno (1887), Nietzsche (1897), Helmholtz (1904) y Platón (1905). Así como Liebmann y Lange recogen y prosiguen la crítica de la razón y de la experiencia de Kant, Riehl tiende a llevar este estudio crí­tico al nivel del ser extraconsciente, y da, con ello, a su realismo un carácter típico de trascendencia; esta última, empero, es muy distinta de la religiosa, a causa de sus peculiaridades naturalistas y empiristas.

F. Lombardi