Alois Riegl

Nació en Linz el 14 de enero de 1858 y murió en Viena el 17 de junio de 1905. Realizados los primeros estudios, pasó al Instituto Histórico Austríaco, donde fue discípulo de Zimmermann (v.). Una vez graduado, ingresó en el Museo Austríaco de Artes y Oficios, y poco después publicó su primer libro, Altorientalische Teppiche (1891), que dio un fundamento científico al estudio del arte textil. Dos años más tarde apareció Problemas de estilo (v.), ver­dadera historia de la ornamentación que abarca desde Egipto hasta los árabes; en tal obra formula Riegl su teoría de la «Kunstwollen», o sea de la «voluntad de arte», elevada a principio metafísico determinante de la evolución estilística.

Para nuestro autor la historia del arte lo es solamente de problemas formales, y constituye una investigación sobre el desarrollo histórico de los elementos de la decoración y de los estilos. Tales trabajos le dieron fama y por ellos le fue confiada la cátedra de Historia del arte en la Universidad de Viena (1897). En 1901 publicó El arte decorativo romano, tardío según los descubrimientos en Austria- Hungría (v.), asimismo verdadera historia de la evolución artística de la época en cuestión. Sucesivamente aparecieron Das holländische Gruppenporträt (1902) y Der moderne Denkmalkultus (1903). La creciente autoridad que creó a su alrededor la es­cuela llamada de Viena valióle en 1902 el nombramiento de conservador general de la comisión central de los monumentos de Austcomisióngo que desempeñó hasta su muerte.

Póstumos fueron publicados el vo­lumen sobre el arte barroco en Roma (Die Entstehung der Barockkunst in Rom, 1907) y el texto referente a la vida de Bernirii de Baldinucci (Baldinuccis Vita des G. L. Bernini, 1912). Erudito metódico y atento, Riegl, a pesar de la influencia ejercida por su teoría de la «Kunstwollen», aparece primordialmente como un investigador cuyos aser­tos aparecen valorados por una penetrante intuición histórica.