Memorias de Guerra, David Lloyd George

[War memories]. Memorias politicodiplomáticas de David Lloyd George (1863-1945), en seis vo­lúmenes, publicadas en 1933-36. El autor formaba parte del gabinete británico desde hacía bastantes años, y era canciller del Exchequer (ministro de Hacienda) cuando Inglaterra se encontró ante el dilema: gue­rra o paz. Al principio contrario a la in­tervención, después de la invasión alemana de Bélgica Lloyd George cambió de pare­cer y su voto tuvo influencia decisiva. Siendo primer ministro (1916), imprimió en seguida un impulso extraordinario a todas las actividades guerreras, movilizando al país con todos sus recursos. Muy graves peligros y durísimas pruebas tuvieron que superarse todavía durante 1917: desde la guerra submarina hasta las maniobras pacifistas, desde la revolución rusa hasta las derrotas militares sufridas por los aliados en el frente francés e italiano; pero aquel mismo año entran en lid, junto a Ingla­terra y sus aliados, los Estados Unidos de América y, entre los gobiernos aliados, se establecen (Tratado de Rapallo, noviembre de 1917) los primeros acuerdos eficaces pa­ra la unidad de la dirección política y mi­litar de la guerra.

Éstos fueron perfeccio­nados en la primavera de 1918, cuando, bajo los golpes formidables de la nueva ofensiva alemana, se instituye lo que Lloyd George preconizaba desde hacía tiempo, es decir, el mando único en el frente occidental. Des­pués de la victoria y del armisticio, Lloyd George, al frente del gobierno británico, será uno de los principales artífices de la paz de Versalles. Pero la conferencia de la paz será objeto de otro libro. Aquí aparece, sobre todo, el Lloyd George animador de la guerra y organizador de la victoria: dotado de una voluntad férrea y de una actividad febril, acostumbrado a la lucha parlamentaria y a las elecciones populares, libre de prejuicios y expeditivo con las tradiciones, consagrado por entero al obje­tivo primordial y supremo por el que com­baten él y su país.

G. Mira